Existen falsos mitos y creencias erróneas. ¿Sabrías identificarlos?

A continuación te proponemos una serie de afirmaciones para que intentes argumentar si son o no correctas. Recuerda que la principal herramienta de lucha contra el estigma es la información. Obtener información por cauces fidedignos nos hará acercarnos a los problemas de salud mental de una forma abierta y comprender la realidad de un colectivo fuertemente estigmatizado.

Las personas con problemas de salud mental sufren más por el rechazo que por los síntomas de la enfermedad

Verdadero: El mayor obstáculo para la recuperación es la discriminación. Hay todo un ideario sobre las personas con problemas de salud mental que perjudica la imagen social del colectivo. Se relaciona injustamente con ideas tales como “Maniaco Homicida”, “Persona adulta con conductas infantiles”, o erróneamente como “Espíritu libre y creativo”.

No tomar medicación supone tener comportamientos violentos

Falso: Esta afirmación se basa en la creencia de la medicación como panacea. Ni todas las personas precisan medicación de modo permanente, ni la toma de medicación garantiza que no existan recaídas. Simplifica lo que la persona necesita.

No hay ninguna relación entre violencia y problemas de salud mental

Verdadero: No se puede decir que las personas con problemas de salud mental sean más agresivas ni tengan más probabilidades de cometer actos violentos ni delictivos que otras.  En los casos concretos y comprobados de que una persona con problemas de salud mental desarrolla comportamientos violentos suele existir desatención sociosanitaria y carencias en el tratamiento farmacológico y psicosocial.

Nadie se recupera de un problema de salud mental

Falso: Es una creencia errónea ver los problemas de salud mental como incurables, o sin posibilidades de mejora. En primer lugar, las personas con problemas de salud mental pueden llevar una vida normalizada. La Recuperación se basa en el principio de toma de conciencia de la enfermedad y la capacidad de tomar decisiones sobre su propia vida. Etiquetar a una persona con un problema de salud mental impedirá ver sus capacidades y aptitudes individuales.

Solo algunas personas pueden desarrollar problemas de salud mental

Falso: Los problemas de salud mental vienen determinados por diferentes factores, tales como genéticos, sociales, ambientales y experiencias estresantes que pueden desencadenar un problema de salud mental. Según la OMS, una de cada cuatro personas puede desarrollar un problema de salud mental a lo largo de su ciclo vital.

compártelo: