La música como punto de encuentro

Es una tarde de reencuentros, abrazos y resúmenes apresurados de los meses estivales. Como en otras parcelas de actividad de la asociación, el mes de septiembre es testigo del comienzo del curso del Coro de Asaenes, una de las actividades más populares del programa de ocio y tiempo libre destinado a las familias.

“El coro nos sirve como lugar de encuentro, de ayuda mutua, a los familiares socios de Asaenes, aunque también participan personas ajenas a la organización”, apunta Pepe Gallego, director del Coro desde 2013. Cinco años de dirección apasionada que han dado como resultado la grabación de tres discos, dos de villancicos y otro de homenaje a Los Romeros de la Puebla, y un sinfín de actuaciones. “Con lo que me quedo de estas actuaciones es la alegría que llevamos a las unidades de hospitalización de salud mental de los distintos hospitales”, asegura Pepe. Una labor social que hacen extensible también a residencias de mayores o a las casas hogares que Faisem tiene repartidas en la capital hispalense.

Los proyectos para el presente curso: la grabación de un disco de sevillanas inéditas, que llevarán la firma del propio Pepe. Pero ante todo, seguir con su labor de acercamiento a la sociedad del colectivo de personas con Problemas de Salud Mental y de la labor que desarrolla Asaenes a diario.

Mientras llega su primera actuación, a comienzos del próximo mes de diciembre, este grupo de personas incansables al desaliento seguirán reuniéndose cada viernes por la tarde para seguir demostrando que la música, más allá de una afición, puede ser un instrumento de autocuidado para los/as familiares de personas con Problemas de Salud Mental.

 

compártelo: